Comparte

Por Alfonso Ricardi – 15 de abril 2015 

¿Vale la pena desarrollar esta idea? ¿Será buena? ¿Mi tiempo, dinero, energía, deben de estar en esta idea? 

Estas son preguntas que usualmente le hacen las personas a Stephen Key, co fundador de InventRight. Key menciona en un artículo de Inc. que ciertamente no hay respuesta a este tipo de preguntar, ya que bien puedes considerar la opinión de tus padres o tus conocidos. Sin embargo lo que en realidad cuenta son tus posibles consumidores o clientes. 

Y aunque no hay posibles respuestas, Key da cuatro preguntas que tienes que resolver para saber si tienes una idea ganadora o no. 

1- ¿Ofrece un beneficio? 

Aunque el diseño, estética, sabor, marketing de tu producto sea bueno. Lo que estás vendiendo es en realidad un beneficio a tu consumidor. Por lo tanto tienes que pensar en qué beneficio le das a las personas, puede ser algo muy pequeño como quizás cargar la batería de un celular de manera rápida o algo grande como atender la necesidad de agua de una comunidad. 

2- ¿Puedes describirlo de manera concisa y rápida? 

Como en los pitches de emprendedores en los que tienes que decir tu idea en menos de un minuto, así debe funcionar tu producto. Debes poder describirlo sin usar mucho tiempo y dejando muy claro qué hace, qué necesidad resuelve y hasta dejar un poco de misterio para atrapar al consumidor. 

3- ¿Qué tan grande es el mercado? 

Si tu intención es hacer dinero, entonces tu objetivo debe ser un mercado grande, muy grande, gigante o universal. 

4- ¿Puede ser manufacturado a un precio competitivo? 

Bien lo especifíca Key que esta pregunta requiere de una buena investigación, sin embargo a juicio de él vale la pena saber si puedes realizar tu producto a un bajo precio. Muchos productos pueden ser increíbles pero tienen un precio de fabricación muy alto. No cuesta nada investigar y buscar la mejor solución para lograr responder esta pregunta, dice Key.

 

Comparte:

Hacer Comentario