Comparte

Por Alfonso Ricardi – 15 de junio 2015

El pasado 12 de junio se celebró el Día Mundial Contra el Trabajo Infantil, todo bajo una campaña en redes sociales llamada #SácalelaLengua al trabajo infantil. 

No podemos negar que este es un asunto que no se puede permitir en ninguna parte del mundo. Muchos niños se ven forzados a trabajar por necesidad, o porque los padres los obligan.

En América Latina hay 13 millones de niños que trabajan, según información de la Organización Mundial del Trabajo (OIT), mientras que a nivel mundial hay 168 millones de niños laborando, y aunque la cifra sigue siendo alta, desde el 2000 se ha reducido este número más de la mitad, de acuerdo a la OIT.

Las cifras alientan a seguir trabajando en pos de evitar que los niños trabajan y para esto siempre es bueno la designación de un día para traer conciencia sobre el tema.  No obstante muchas veces se queda en eso, un día más en donde quizás las redes y los medios hablan un poco del tema, recapitulan y ya. 

Para poder ir más allá de un día UNICEF, el Pacto Mundial de las Naciones Unidas y Save the Children desarrollaron una serie de principios para las empresas conocidos como Derechos del Niño y Principios Empresariales (CRBP). Las empresas y gobiernos juegan un papel fundamental dentro de asegurar que los niños puedan crecer adecuadamente, sin verse obligados a trabajar. Por tal razón es que estas organizaciones desarrollaron estos principios para implementarse e ir más allá de solo decir que dentro de las empresas no hay trabajo infantil, sino mostrar al mundo que se puede hacer mucho más. 

Aunque son varios principios, en un artículo del BID estos resaltan la importancia de cuatro en particular: 

1. Contribuir a la erradicación del trabajo infantil en todas las actividades empresariales y relaciones comerciales. 

2. Proporcionar un trabajo digno a los jóvenes trabajadores, padres y cuidadores para garantizar que estos padres puedan sostener a estos hijos sin enviar a los niños a trabajar. 

3. Respetar y promover los derechos de los niños en relación con el medio ambiente y la adquisición y uso de tierras. 

4. Reforzar los esfuerzos de la comunidad y gobierno para proteger y satisfacer los derechos de los niños. 

Crédito de imagen: Banco Interamericano de Desarrollo

 

 

Comparte:

Hacer Comentario