Comparte

Por Alfonso Ricardi – 24 de abril 2015 

Así como existen personas capaces de revolucionar toda una industria, un servicio, una tecnología, etc… hay personas que buscan ser agentes de cambio para la sociedad, personas que ven más allá del lucro económico y quieren generar un valor social.

A estas personas se les conoce como emprendedores sociales, y aunque el término no es nada nuevo, este se ha ido alimentando a lo largo de los años, así que aquí te van cinco aspectos que tienes que saber para comenzar a saber de este tipo de emprendedores.

1. Su enfoque es en los problemas sociales

Estas personas buscan resolver las cuestiones que afectan a la sociedad, que impiden su desarrollo, que amenazan su existencia. Esto lo hacen desde una perspectiva emprendedora en la cual brindan soluciones innovadoras a estas problemáticas sociales y buscan implementarlas en una gran escala.

“El emprendimiento social es una actividad que tiene el objetivo de resolver un problema social usando principios de emprendimiento para organizar, crear y manejar un proyecto capaz de conseguir este objetivo social (por ejemplo, reducir la pobreza)”, explica The Grameen Creative Lab en un artículo

2. El cambio lo hacen ellos

Tal y como lo menciona un artículo de Ashoka, los emprendedores sociales están poseídos por sus ideas y dan la vida por lograr el cambio que ellos quieren. Ellos están movidos por la compasión, se sienten responsables de lo que hacen y de lograr un cambio.  

Ellos no dejan el cambio social en manos del gobierno o de las empresas (aunque saben colaborar con ellos cuando es necesario), saben detectar las necesidades, saben qué es lo que no está funcionando y buscan la solución que brinde el mayor impacto social y beneficie a la mayor cantidad de personas o al mundo.

3. Combinan la conciencia caritativa con lo tradicional de un negocio

Como lo menciona el premio nobel, Muhammad Yunus, los negocios sociales (creación de estos emprendedores) tienen una conciencia enfocada a ayudar a la sociedad pero son a la vez auto-sostenibles, es decir que no dependen de donaciones (en algunos casos) o de ayudas externas, son capaces de mantenerse solos y seguir cumpliendo su objetivo, seguir siendo agentes de cambio.

En pocas palabras, el dinero sí importa pero no es el enfoque de la empresa. 

sOCIAL BUSINESS

Crédito de imagen: The Grameen Creative Lab

4. Cada problema representa un recurso 

Nada define mejor esto de los emprendedores sociales que la siguiente frase de David Bornstein, autor del libro How to Change the World: Social Enrepreneurs and the Power of New Ideas; 

“Ellos identifican recursos donde otras personas solo ven problemas. Ellos ven a los habitantes como la solución, no como los beneficiarios pasivos. Comienzan con la asunción de la competencia y sueltan recursos en la comunidad a la que están sirviendo o ayudando”.

Buscan empoderar a la gente. 

5. Todos podemos ser emprendedores sociales 

Comparte:

Hacer Comentario