Comparte

Por César Cossío – 6 de abril 2015 

Es curioso como la tecnología puede cambiar tan drásticamente nuestros hábitos y comportamientos, desde el invento de las computadoras hasta aparatos más recientes como el smartphone cada uno de ellos nos moldea a que cambiemos la forma en como nos desarrollamos e interactuemos en la sociedad.

Tomando como referencia el tema del smartphone indaguemos un poco más en como este nos afecta en nuestro comportamiento, desde cuestiones tan sencillas como un elemento para estar siempre comunicados, y no solo con llamadas sino con cuestiones de mensajería instantánea, hasta pasar a tener elementos de que podríamos ser adictos a él. Sea como sea valdría la pena reflexionar cual es nuestra relación con esta aparato y de paso inspeccionar si somos adictos a éste o no, ya que puede que ni nos demos cuenta que tan dependiente somos de este pequeño aparatito que ni existía tal cual como es hace 9 años.

Por eso aquí te dejamos 5 hábitos que podrías empezar a poner en práctica para ir teniendo una relación más saludable con nuestro teléfono y de una vez con las personas que están a nuestro alrededor.

  1. No mas multitasking

Seamos sinceros, no nos pasa que cuando estamos hablando con alguien estamos revisando las redes sociales o checando un correo, o en el peor de los casos, jugando un videojuego…y aquí la cuestión no se trata si podemos hacerlo o no (en mi caso yo no puedo) y por eso trato de no hacerlo porque realmente parezco un patán porque no puedo seguir el hilo de una conversación. En este caso dejemos de un lado lo que estemos checando demos un poco más de atención con quien estamos y ya después revisamos el celular.

  1. Tres posts por día

¿Ganas dinero a partir de la redes sociales? entonces puede que este caso aplique diferente para ti, pero si eres como el 97% restante del mundo entonces publicar constantemente en alguna red social no contribuye más que en generar un status social, y si, no dudamos que haya noticias verdaderamente grandiosas que queramos compartir y hacerlo está bien, pero también valdría la pena revisar todo lo que nos genera el poner algo en una red social, desde revisar los comentarios, la alegría o desdicha de no tener un like (créanme para algunos esto es todo un tema) por lo tanto proponemos algo…solo 3 post como total de todas las redes sociales que utilices, si te usas las tres en Facebook o las repartes entre las demás es tu decisión pero como hábito y poder disfrutar más otras cosas te sugerimos nada mas este número, ¿crees que suena fácil? Ponlo en práctica.

  1. No veas el celular una hora antes de dormir

¿Eres una persona que hace negocios en la noche? Entonces puede que este concepto aplique diferente para ti, para el resto ya está comprobado que ver el celular antes de dormirte es malo, por lo tanto empieza a desarrollar otros hábitos, por ejemplo quédate reflexionando en tu día o lo que sea que tengas que hacer al día siguiente, lee un libro pero no de tu smartphone, ni de tu tablet ni de tu computadora, y empieza a ver cómo es que si cuentas con mucho tiempo para hacer algo, particularmente en la noche, solo que por dedicarlo al celular se nos va la onda.

  1. Maneja sin ver tu celular

¿Va a nacer tu hij@ o tienes una emergencia mortal cada vez que te subes al coche? Si es así creo que deberías hacer una verdadera reflexión de porque pasa esto, para el resto de nosotros está comprobado que el estar viendo el celular es una causa importante de accidentes automovilísticos, en algunas ciudades del país ya es motivo de multa y simplemente por cuestiones lógicas…el no estar totalmente concentrado a la hora de estar conduciendo es correr un riesgo innecesario a la hora de estar manejando.

  1. La vida no consiste en tomarle fotografías a toda tu vida

La cámara de nuestro celular sin duda es nuestra mejor cámara, es la que siempre está con nosotros o por lo menos eso es lo que nos decía Steve Jobs, y eso es muy cierto, pero también es real que por querer documentar todo lo que nos pasa perdemos también vivir un poco más esos momentos, y es muy bonito poder enseñar a los que más queremos todo lo que nos pasa, no decimos que no, pero quizás también valga utilizar un poco más la memoria de los recuerdos y dejar la cámara para las ocasiones que lo ameriten, que pueden ser muchas no decimos que no, pero encontrar verdaderamente el equilibrio para no perder de vista lo que tenemos que hacer.

Estos son solo algunos ejemplos, y como todo proceso de cambio, primero es necesario conocer el diagnóstico de como estoy, para después decidir si en verdad queremos eso o no, esto último depende de ti, pero quizás con un poco más de reconocimiento podrías ir teniendo hábitos más saludables con tu celular.

¿Crees que nos faltó alguno? Yo por mientras me voy comprando un manos libres para el carro…por lo menos.

 

 

Comparte:

Hacer Comentario