Comparte

Por Samuel Casanova – 25 de julio 2017 

“Las cosas no suceden simplemente porque quieres ser emprendedor social, te tiene que importar verdaderamente el problema…”, me decía Daniela Papi-Thornton, del Skoll Centre for Social Entrepreneurship de Oxford, en una entrevista en 2016.

Ahora bien, que te importe el problema implica algo básico para cualquier iniciativa enfocada en el cambio social: conocerlo.

Una vez que conoces (y te importa) el problema, el “qué”, ya puedes pasar a pensar en el “cómo”, es decir, el enfoque que utilizarás para resolverlo.

Un problema social puede tener más de una forma de solucionarlo, y si bien algunos pueden ser resueltos vendiendo productos o servicios a los beneficiarios, no todo se resuelve con un enfoque de modelo de negocio, como menciona Ashoka en su reporte de 2015 Emprendimiento Social en México y Centroamérica: Tendencias y Recomendaciones.

Algunas veces será mediante una organización no lucrativa, otras a través del gobierno o una organización internacional. Sin embargo, todo se resume a definir bien el problema que buscas resolver, para de ahí saber por dónde dirigirse.

Por tal razón es que aquí te presento seis enfoques para resolver problemas sociales, basado en el libro Measuring and Improving Social Impacts de Kristi Yuthas y Marc Epstien; así como algunos ejemplos de emprendedores y organizaciones que entran en dichas categorías.

1. Innovación

Se refiere cualquier forma de resolver un problema social mediante una solución nueva y sin probar. No importa que sea en productos/servicios, procesos o modelos de negocios, la solución no se había visto antes.

Ejemplo de innovación es Blooders, quienes con su aplicación móvil permiten que el proceso de donación de sangre sea más rápido, sencillo y con más impacto.

Primera en su tipo, su diferenciador está en la inclusión de la tecnología móvil en un proceso que resulta angustiante y desconocido como lo es la donación de sangre. Además de crear una cultura más fuerte de donación de sangre altruista en México.

A junio de 2017, Blooders cuenta con 9 mil 500 donantes registrados, 2 mil 500 donaciones efectivas y 7 mil 500 personas beneficiadas.

2. Prestación de servicios

Este enfoque se basa en proveer de bienes o servicios, con o sin fin de lucro, a una población. Claro que sin perder de vista que al final el bien o servicio debe atender una necesidad y otorgar beneficios que se traduzcan en impacto social positivo, de acuerdo a Yuthas y Epstein.

Otorgando créditos a familias de comunidades rurales para la compra de activos que permitan mejorar su economía, tales como máquinas de coser u hornos, es que Altitud Sofom ha logrado generar un impacto social positivo.

Desde su fundación, esta institución financiera permite que las personas tengan acceso a mejores servicios financieros y lo complementa con capacitación o enlaces comerciales.

Cada persona que apoya Altitud Sofom aumenta en 30% en sus ingresos, además que genera 3.5 empleos. A finales de 2016 esta organización llevaba más de mil empleos generados gracias a sus clientes.

3. Creación de capacidades

Lo que se busca mediante este enfoque es mejorar las capacidades, directivas o administrativas, de un individuo u organización, y en consecuencia que estos puedan dar servicios o productos de forma más eficiente y con mejores resultados, por ejemplo una incubadora o aceleradora.

El trabajo que año con año realiza New Ventures es un fiel ejemplo de esto. Mediante sus programas de aceleración: Momentum Project, I3 LATAM, Exponential, New Ventures Soft Landing o New Ventures Startup; dan a los emprendedores mentorías de alto nivel, acceso a financiamientos, vinculación con posibles socios y exposición para que puedan llegar al siguiente nivel de crecimiento.

4. Investigación

Al hablar de este enfoque se involucra todo lo que tiene que ver con generar nuevos conocimientos o ideas que pueden dar pie a nuevos productos, modelos de negocio o tecnologías.

Producto del éxito de FuckUp Nights, del acceso que se tenía a casos de fracaso y del poco foco de estudio que se le daba al fracaso es que se creó el Failure Institue, el brazo investigador de FuckUp Nights.

Este instituto trabaja constantemente por ayudar a los tomadores de decisiones a estar mejor informados mediante la documentación y difusión de investigaciones de fracaso en los negocios.

Uno de sus más recientes trabajos se enfoca en las causas por las cuales fracasan los emprendedores sociales en México, mostrando algunas historias de fracaso, características del emprendedor social en el país y los factores que influyen en el fallo del negocio.

5. Abogar

Defender, apoyar o promover alguna legislación en relación a una causa social específica es también una forma de resolver problemas sociales.

“En muchos casos organizaciones sociales surgen por el fallo de una política”, mencionan Yuthas y Epstein.

Al identificar las barreras legales para abrir una empresa en México es que la Asociación de Emprendedores Mexicano (ASEM), junto con otras organizaciones impulsó una ley para que se pudieran crear empresas en un solo día, a costo cero y a través de internet.

Gracias a este trabajo, de más de dos años, la ley fue promulgada en marzo 2016, dando así pie a la creación de la plataforma en línea Tu Empresa en septiembre 2016.

A diciembre de 2016 más de mil empresas ya se habían constituido.

6. Infraestructura o intervenciones de ecosistema

El enfoque de este rubro consiste en proveer apoyo, conexiones y en algunos casos, infraestructura tecnológica para que las organizaciones sociales tengan la posibilidad de compartir, conocer y aprovechar las mejores prácticas, de forma que lo que se fortalezca sea el sector o la industria.

Con casi 11 mil miembros de todo México y otros países, el grupo de Facebook Innovación Social México puede entrar dentro de este rubro.

Éste el punto de encuentro, y fortalecimiento, del ecosistema de innovación social en México, ya que va más allá de una comunidad en línea: se crean conexiones, se descubren nuevos recursos, se discute el rumbo de la innovación social, se validan ideas, se comparten mejores prácticas, se difunden oportunidades de mejora, por mencionar un poco de lo que se hace.

Todo lo anterior no significa quedarnos o casarnos con una sola forma de resolver el problema social. El cambio social sucede mediante diferentes organizaciones, individuos y enfoques, y sí, a veces la venta de productos o servicios puede ser necesaria, pero quizás luego se necesite un enfoque de investigación, por lo que podemos irnos a ese enfoque o encontrar quién pueda estar buscando solucionar el problema así y comenzar a cooperar.

Ahora tú, cuéntame qué problema buscas resolver y qué enfoque utilizas.

Comparte:

Hacer Comentario