Comparte

Por Alfonso Ricardi – 11 de agosto 2015 

Probablemente no sea un adiós, sino una evolución, y es que parecería ser que es hora de pasar de un concepto de responsabilidad social corporativa (RSC) a uno de innovación social corporativa (ISC). 

Tal y como lo menciona Elizabeth Boggs en un artículo para el FOMIN, la ISC es tan solo el fenómeno más reciente en la historia de la responsabilidad social corporativa, sin embargo, parece ser que es un concepto que apunta fuertemente a un impacto social mucho más establecido y alineado con el núcleo de los negocios. 

¿Cuál es la diferencia entre la RSC y la ISC? A manera simple, la primera tiene que ver con acciones sociales que estuvieran relacionadas con las áreas de trabajo de las empresas, buscando más la reputación de la empresa y no necesariamente ligadas a resultados para el negocio. Por ejemplo, una fábrica de latas tiene una jornada para construir casas en colonias marginadas. Esto bien puede ayudar a la reputación de la empresa, sin embargo, no le añade valor a la misma.  Por otro lado la ISC, representa una adaptación de un modelo de negocio en el cual se genera valor económico para la empresa a la vez que se atienden a comunidades necesitadas. Un ganar-ganar, por así decirlo. 

“…cuando las compañías de forma proactiva diseñan e implementan modelos de negocio que incrementan los ingresos y mejoran la calidad de vida de comunidades desatendidas o vulnerables y mercados en la base de la pirámide“, es la definición presentada por el Foro Económico Mundial en 2014, basada en conceptos de valor conjunto. 

Un ejemplo de las ISC es el presentado por Boggs sobre la fundación Shell. Ésta hizo una alianza con una compañía llamada Husk Power Systems, la cual crea generadores eléctricos a partir de la biomasa. En cinco años se han instalado 84 pequeñas centrales eléctricas que han beneficiado a miles de personas de zonas rurales de la India: pueden mantener abierto su negocio, los niños pueden continuar estudiando, hay más sentido de seguridad. Otro ejemplo es el de CEMEX con su iniciativa Patrimonio Hoy, a través de la cual otorga a personas de comunidades vulnerables facilidades financieras, asesoría y capacitación para mejorar sus hogares y llegar a un mayor bienestar. 

Los principios de la ISC 

En una de las pocas bibliografías que existen de la ISC (surge en 2014 el concepto), la consultora KPMG en colaboración con SiG, Volans y MaRun realizaron el informe Breaking Through: How Corporate Social Innovation Creates Business Opportunityen el cual presentan tres principios de la ISC: 

* Es parte del núcleo del negocio, de la estrategia y de la visión empresarial. 

Aprovecha las fuerzas del mercado para crear un impacto positivo. 

* Se desencadena con la colaboración estratégica. La ISC sin colaboración de diversos actores no es posible. 

 

¿Listo para aplicarla?

 

 

Comparte:

Hacer Comentario