Comparte

Por Anita Gallagher – 5 de octubre 2016 

Cada día más organizaciones hacen el cambio hacia el uso de las redes sociales “tradicionales” (Facebook, Twitter) como medio principal de comunicación para sus campañas de recaudación en línea.

Mientras esto sucede, cada vez más expertos de mercadotecnia advierten no subestimar el email como el medio más fiable y personalizado para relacionarse con donantes. Sin embargo, cuando la organización mexicana Ayúdame a Sonreír ante el Cáncer (ASAC) necesitó fondos adicionales para pintar las paredes de los pabellones infantiles hospitalarios, hicieron caso omiso a ambas opciones y coordinaron su campaña directamente desde WhatsApp, laaplicación de mensajería instantánea para teléfonos inteligentes. ¿El resultado? Recaudaron casi $4,000 dólares de 64 donantes, con donativos que fueron desde los $6 hasta  los $300.

Tal vez no sorprenda que este medio social de mensajería fuera tan efectivo, siendo que el 84% de los usuarios de los teléfonos inteligentes en México lo emplean, según un reporte de MAVAM. Sin embargo, la manera en que el equipo de ASAC diseñó sus mensajes les permitió aumentar confianza en la campaña y comunicar la urgencia de donar en los horarios específicos de los fondos de contrapartida.

En caso de que tus donantes potenciales no sean usuarios nativos de WhatsApp, las tácticas que permitieron a ASAC superar su meta pueden adaptarse fácilmente a cualquier plataforma parecida de mensajería digital. Te invitamos a conocer más acerca de cómo lo hicieron, en nuestra breve entrevista con Lisette García, Presidente de ASAC y coordinadora de la campaña.

¿Por qué seleccionaste WhatsApp por encima de otros medios?

Somos una organización pequeña operada casi completamente por voluntarios y, aunque tenemos más de 2,000 correos electrónicos en nuestra base de datos, nos sentimos como una gran familia. Tuvo más sentido usar WhatsApp para comunicar de manera más personal y hacer evidente que la solicitud a donar venía de una fuente de confianza. También ayudó que la página de HIPGive está optimizada para que la gente pueda dar clic y donar directamente desde su teléfono celular.

¿Cómo organizaron sus comunicaciones?

Escogimos un título llamativo, “Colorea de sonrisas tu hospital” y enviamos mensajes a grupos pequeños en los días anteriores a la campaña de fondos de contrapartida y varias veces ese mismo día. Envié la mayoría pero muchos voluntarios también reenviaron mensajes en sus propias palabras.

Un mensaje típico fue: “¡Hola! Con el compromiso de acompañarle en el tratamiento de niños y familiares, ASAC se ha puesto un nuevo reto: iniciar la recaudación de fondos para la transformación de las paredes de los hospitales. Gracias por participar en el banderazo de todo un movimiento… Ayúdanos aquí”.

Dimos seguimiento con recordatorios acerca de los fondos de contrapartida: “El proyecto estará en la plataforma hasta el 31 mayo, pero hoy estamos concursando por fondos extras en los siguientes horarios: 2pm, 5pm” o “Ya estamos a pocos minutos de las últimas oportunidades de duplicar fondos. Muchas gracias por colorear con sonrisas … dona aquí”.

¿Por qué crees que WhatsApp funcionó bien?

No funcionó bien de inmediato. Recibimos muchos mensajes diciendo:“A ver, dime, no entiendo, explícame”. Nos tomamos el tiempo para responder a cada uno. Tenemos un modelo especial y si el donador me busca, si no puedo contestar en el momento, lo hago en el transcurso del día para que siempre el donador tenga una respuesta.

Fue más fácil comunicar la urgencia de donar a horas específicas mediante los mensajes de WhatsApp, en vez de emails, ya que la gente solo checa su correo una o dos veces por día. En los mensajes, el “rush” para la contrapartida funciona súper bien.

Sobre todo, creo que logramos que los mensajes en WhatsApp fueran muy cálidos: hablamos de “tu” al donador y había mucha confianza. La gente se motivó con la respuesta positiva de los demás, y sería difícil de replicar en otros medios.

¿Tienes algunos otros tips para organizaciones que utilizan HIPGive?

WhatsApp nos funcionó súper bien, pero también  utilizamos el correo electrónico para crear confianza, enviando un correo cuando recibimos los fondos y con contenido sobre su aplicación.  Creo que es muy importante agradecer a los donantes, sin importar cuánto dan.

Si quieres emplear mensajes para tu siguiente campaña de crowdfunding, puedes iniciar a hacerlo hoy, al crear tu campaña en HIPGive. Para más información sobre el uso de redes sociales y fondos de contrapartida en concursos de HIPGive, especialmente en México, participa en el siguiente webinar: el miércoles 31 de agosto a las 12 horas(CST) estaremos compartiendo noticias y tips para Día de Crowdfunding México.

Ayúdame a Sonreír ante el Cáncer, A.C. (ASAC) es una organización sin fines de lucro que busca la generación de alternativas de bienestar emocional para los niños que padecen cáncer. Conoce más sobre sus proyectos aquí.

 

 

Publicado originalmente el 15 de agosto 2016 en: https://hipgive.org/es/como-asac-utilizo-whatsapp-para-fondear-su-proyecto-para-ninos-con-cancer/

Facebook: /hipgive    Twitter: @HIPGive

Comparte:

Hacer Comentario