Comparte

Por Emmanuel Casanova – 8 de abril 2015

Es fácil comparar tu situación económica con la persona que está a tu lado. Hay de tres sopas: es más rico, está casi igual que tú o es más pobre.

Enfócate en aquellos que, de acuerdo a su nivel socioeconómico, viven en la pobreza. ¿Te has preguntado cómo es su día a día?

No te voy a platicar de su horario y qué hacen a cada hora. Sin embargo, si te quiero contar del Kenya Financial Diaries, un estudio realizado por la FSDKenya. Ashoka escribió un artículo para Forbes sobre 5 hechos sorprendentes sobre cómo las familias pobres de Kenya manejan el dinero.

Antes que nada, y ya sabes que me agradan los ejercicios de imaginación, piensa que tu mente es una playera/blusa sin ningún estampado en ella.

Es hora de que le sepas a la serigrafía y escribe por toda la playera palabras o frases que describan qué piensas acerca de las finanzas de las familias antes mencionadas. Una vez que la termines, ponte esa playera/blusa y no la sueltes hasta el final del texto.

1.- Las fuentes de ingreso son variadas y volátiles

Agricultura, trabajos temporales, pequeños negocios y/o recursos brindados por familia o amigos.

2.- Una variedad de instrumentos financieros permiten manejar de mejor manera el presupuesto

Créditos en una tienda local, ahorros informales (como en México las famosas “tandas”), créditos brindados por asociaciones, entre otras.

3.- El dinero necesita estar trabajando

“Las personas quieren que su dinero esté trabajando por el mundo o para alguien más. Una cuenta formal de ahorro no construye capital socioeconómico, un préstamo a un familiar sí”, explica Ashoka.

4.- La mayoría de los ahorros se tiene en cuentas informales

No se confían en los bancos ni en otras instituciones financieras. Se prefiere tener ahorros con sus conocidos o familia.

5.- Aunque las personas ahorren, el dinero puede no estar disponible cuando se necesita

Ni $0.59 dlls se pueden tener a la mano cuando se necesitan porque la mayoría de los fondos de ahorro no son líquidos.

Quiero que voltees a ver tu camiseta. Siéntete libre de comentarme cómo te fue comparando lo que escribiste con lo que publicó Ashoka.


Una última pregunta para ti #changer, ¿cómo manejas tus finanzas?

Comparte:

Hacer Comentario