Comparte

Por Alfonso Ricardi – 5 de junio 2015 

¿Es posible generar un ganancia económica y a la vez hacer un bien social? Esta es una pregunta que ronda en las cabezas de aquellos empresarios y emprendedores que buscan no solo tener dinero, sino en realidad contribuir a la sociedad, tener un verdadero impacto a través de sus proyectos. 

La respuesta a esta pregunta es simple: sí, si es posible combinar las dos cosas, más no siempre es sencillo, de hecho requiere de gran compromiso, trabajo, perseverancia, pasión, visión y otras características de cualquier gran líder. 

Hay muchos tipos de negocios que apuntan a generar este doble impacto, y poco a poco están surgiendo más y más. Uno de ellos es conocido como “negocio inclusivo” y según The Practioner Hub For Inclusive Business, este tipo de negocio es aquel que se enfoca en tener un núcleo económico fuerte (ser sostenible) pero a la vez expandir oportunidades para el sector de la población más vulnerable, los de la base de la pirámide económica. 

¿Cómo logran esto? Tal y como viene en su nombre, estos negocios incluyen a la población de la base de la pirámide como productores, proveedores, trabajadores, consumidores o hasta innovadores. Esto no significa necesariamente que sea una actividad de responsabilidad social (RS), ya que el objetivo al final de cuentas es mantener el negocio a flote, sin embargo, al hacer esto también buscan mejorar las vidas de la población previamente mencionada.

 

¿Por qué me debería interesar esto? 

Si estás interesado en el lado de los negocios el mercado potencial de esta población es de 2.5 millones de posibles clientes según el Hub, lo cual, siendo sinceros, no suena nada mal. 

De acuerdo al Banco Interamericano de Desarrollo, en América Latina y el Caribe el mercado de la base de la pirámide representa alrededor de 500 mil millones de dólares. 

Por otro lado, el social, los negocios inclusivos representan una oportunidad de dar oportunidades a la gente que usualmente no las tiene, pero que está totalmente lista para tomarlas. 

Esta información que te estamos presentando es solo la punta del iceberg, hay todo un mundo detrás de los crecientes negocios inclusivos, y te invitamos fuertemente a que lo descubras y seas capaz de llevar soluciones inclusivas a tu trabajo o a tu posible propia empresa. 

 

 

 

Comparte:

Hacer Comentario