Comparte

Por César Cossío – 22 de abril de 2015

No les voy a mentir, soy un aficionado de las películas de Christopher Nolan, desde que vi Memento he seguido su carrera hasta el día de hoy, en la cual cada película que sale de él, para mi es todo un acontecimiento.

La película que más me gusta de este aclamado director es “El Origen” (Inception) la cual relata la historia de un hombre encargado de cumplir una misión con lo cual podrá volver a ver a sus hijos.

 

¿Qué? ¿Eso es todo?

 Sí, de hecho sí, es una idea bastante sencilla, por supuesto que su ejecución es una mucho más compleja en la que se involucran sueños, pasados, cuestiones ontológicas, y más, pero el punto central es éste, y uno bastante simple.

 Es algo que me encanta de las películas, usualmente la historia gira sobre temas realmente ordinarios, pero en su ejecución suelen nutrirlos de mucho contexto. Al final el fondo importa diez mil veces más que la forma, sino se convierte en una experiencia quizás espectacular si tiene muchos efectos, pero al final de cuentas puede ser vacia.

 

Las lecciones para los emprendedores 

Van dirigidos particularmente a la hora de estar haciendo un pitch. Supongamos que tenemos un nuevo producto y estamos ante un inversionista, éste primero tiene que tener un objetivo, ya sea desde un instrumento de cocina, maleta, computadora, o cualquier otra cosa que se te ocurra, y lo puedes llenar de información, datos, características, funcionalidad, pero al final lo que lo va a atrapar es el porqué…como bien lo decía Simon Sinek en su plática de TED.

El porqué debería apostar por tu producto, para después pasar al cómo y después al qué, pero siendo sencillo, no perdiendo de vista el fondo del asunto. Como se relata en la película de Inception, el fondo de ésta no es si Leonardo Dicaprio se puede meter en los sueños de otras personas y así sucesivamente, es si podrá cumplir su misión para poder volver a sus hijos. Recuerda bien cuál es el porque de tu producto y lograras enamorar a la persona, primero reconócelo tu, no se vale andarte inventando uno nomás porque sí, y después transcríbelo para decirlo de la forma más simple posible, al final no queremos algo realmente elaborado, solo ideas sencillas.

Y al final puedes darle mucha forma con tu verbo, presentación o lo que tu quieras, pero el eje central es el fondo…

 

No reveles tus secretos (SPOILER INCEPTION)

Recientemente Nolan estuvo en un festival de Tribeca y cuando le preguntaron sobre el final, se negó a contestar si al final todo era un sueño de Dicaprio o no, ¿la razón para no hacerlo? Una declaración previa que había hecho cuando estaba en Memento, en la que lo dejaba al criterio de la audiencia. De aquí siempre se arrepintió de dar esa respuesta, algo que su hermano le dijo “a partir de aquí la gente no podrá ver más allá de lo que dijiste”.

Igual tu cuando estés dando tu pitch, recuerda este consejo, si el secreto de cómo haces las cosas puede meterte en problemas en dejar una imagen que no podrán olvidar de ti, ve la forma de omitirlo, siempre y cuando no sea algo que pueda poner en riesgo la salud o seguridad de alguien más por supuesto. Al final si este elemento no dicho, te puede dejar atrapado por años como lo ha hecho conmigo esta película y que revisite tu producto una y otra vez, ésta será para ti una victoria. 

Inception-820x510

¿Ya viste Inception? Si no, vela, ahora, y compártenos que más cosas nos puede enseñar este gran director para el mundo de los emprendedores.

 

 

Comparte:

Hacer Comentario