Comparte

Por Kiri Bird – 13 de julio 2017 

En el 2015, Ecotrust Canada y RADIUS SFU hicieron alianza para iniciar un laboratorio de innovación social que permitiera diseñar, probar y escalar soluciones por una economía local más vibrante e incluyente en el interior de Vancouver.

En la fase de investigación, el equipo analizó la literatura actual sobre laboratorios de innovación social para desarrollar una presentación acerca de cómo debería funcionar el proceso en el barrio de Downtown Eastside.

Después presentamos esta información a la comunidad del vecindario y los líderes locales, quienes rápidamente aprendieron que adaptación, flexibilidad e iteración continua necesitaban convertirse en nuestro mantra. Un enfoque centralizado y orientado a los procesos no era bienvenido en esta comunidad en particular y tenía el peligroso potencial de encerrar la problemática que ya existe.

Esta lección oportuna llevó al Local Economic Development Lab (LEDlab) por un camino de iteración hacia un modelo de laboratorio de innovación social que añadiera la característica del terreno. Nuestra hipótesis es: cuando se está inserto en un contexto comunitario, los laboratorios necesitan ser respetuosos de las relaciones, redes e iniciativas de cambio existentes y deben adaptar su rol de diseñadores de procesos a tejedores de redes, trabajando al servicio del cambio sistémico.

Cuando llegamos a Downtown Eastside, la comunidad nos lo dejó muy claro: “No nos encontramos con ustedes. Ustedes se encontraron con nosotros”. Los líderes comunitarios no quieren ser convocados a una serie de talleres. Entonces, nos sumergimos en las redes comunitarias y sus respectivos procesos existentes para aprender cómo se hacen las cosas, quiénes son los jugadores principales y cuál es la visión de la comunidad hacia el futuro. Este acercamiento fue un paso fundamental en la generación de confianza. 

Principios de los Laboratorios en Terreno

Zaid Hassan (2015) describe los laboratorios sociales como un proceso de cambio social, sistémico y experimental.1  En The Social Innovation Lab Guide (2015) se define a los Laboratorios de Innovación Social como un proceso de tres pasos que involucran 1) Iniciación, 2) Investigación y Preparación, y 3) Talleres.2 Aunque LEDlab incorpora varias de estas características -como identificación del problema, co-creación de soluciones, prototipado rápido y aprendizaje continuo- nos sentimos obligados a reimaginar un modelo de laboratorio sin la parte altamente estructurada de talleres, donde la dinámica de los participantes pudiera ser más fluida.

A continuación, les compartimos los principios de lo que nosotros ahora llamamos Enfoque en Terreno (place-based approach) de LEDlab. Estas son nuestras lecciones aprendidas al conciliar un proceso guiado por el lado experto en la generación de laboratorios y nuestra experiencia de trabajar en comunidad con Downtown Eastside para crear cambios sistémicos.

Nota: Los principios fueron recogidos del trabajo en el barrio de Downtown Eastside, siendo una comunidad con mucha riqueza y resiliencia, con una larga historia de activismo y una relación difícil con la academia. Existen varias personas, lugares y sistemas que pueden sentirse mejor con procesos de innovación más estructurados o que presentan diferentes condiciones, oportunidades y restricciones. Los principios que compartimos sólo revelan nuestra experiencia.

Nos sumergimos en una comunidad con red y procesos existentes

Muchos laboratorios buscan sacar a la gente de sus trabajo para cuestionar paradigmas y co-diseñar nuevas soluciones. Nuestra experiencia en Downtown Eastside sugiere que en un vecindario y contexto comunitario no puedes/debes sacar a la gente de su trabajo porque esa es EXACTAMENTE su labor y la habilidad para prototipar con eso contiene la esencia y la oportunidad de construir soluciones. Cualquier forma de convocatoria es exclusiva: siempre hay gente que está dentro del grupo o proceso y otros que no. En una comunidad, la creación de algún “grupo excluyente” -aún y cuando el grupo está reunido por el bien de todos- puede volverse político rápidamente y causar daño a las relaciones vecinales, de amistad y compañerismo.

En un laboratorio con enfoque en terreno, hemos aprendido que es mejor dejar a la comunidad donde están y nosotros formar parte de las redes y procesos existentes para identificar las ideas de mayor impacto. Básicamente pensamos que la innovación sucede en y con la comunidad, no en nuestro laboratorio.

Construimos confianza al servicio del cambio sistémico

Frecuentemente nos preguntamos, ¿cómo podemos agregar valor? La respuesta a veces es sorprendente. Algo tan simple como enviar una invitación personal a alguna reunión, llamar a un colega para celebrar un éxito o mudar una lista de miembros a una plataforma digital puede ofrecer un tremendo valor a la red. Comúnmente no ponemos suficiente énfasis en los pequeños actos de servicio que pueden construir confianza entre la red. La calidad de las relaciones entre la gente importa y son tan fundamentales que contribuye directamente al cambio sistémico.

Trabajamos a múltiples escalas, reuniendo a “todo el sistema” de una forma adecuada y emergente

Conforme las ideas surgen y existe empuje de varios miembros de la comunidad y grupos de actores clave, el laboratorio puede reunir adecuadamente al sistema alrededor de una idea de proyecto específica o una iniciativa estratégica. De esta forma, el co-diseño está aterrizado a las necesidades percibidas de la comunidad. Después, preguntamos a quienes no estaban en la mesa y juntamos a las personas con recursos e intereses mutuos con el fin de desarrollar y probar innovaciones para la comunidad.

En el modelo de LEDlab, no sólo hay un grupo de participantes sino que se forma parte de una red con diversos nodos, trabajando múltiples soluciones, donde jugamos un rol de puente entre las diferentes redes, sectores y escalas.

Graduate Student Internships with the Local Economic Development Lab from RADIUS on Vimeo.

El Panorama del Cambio Sistémico

En conjunto, los principios constituyen un modelo de laboratorio que se ve a sí mismo como una plataforma para el cambio sistémico, expectante y listo para responder a las necesidades emergentes del sistema que forma parte.

Reconocer que la comunidad de Downtown Eastside es terreno fértil para la innovación, le da a LEDlab dos formas de acción:

  1. Visibilizar y dar voz a las ideas emergentes con potencial de contribuir al objetivo final de crear una economía local incluyente y vibrante; y
  2. Reunir adecuadamente nuevos grupos humanos con el potencial dinámico de crear e implementar soluciones innovadoras.

LEDlab está continuamente creando y apoyando infraestructuras sociales para alcanzar nuevos resultados. Por esta razón, a los miembros de nuestro equipo se les puede describir mejor como “emprendedores de sistemas”: aquellos que tejen su camino a través de redes y sistemas complejos,  ligándose a una visión y estrategia para la acción colectiva. Este enfoque está demostrando resultados prometedores al interior de Vancouver.

1 Hassan, Z. (2014). The social labs revolution: A new approach to solving our most complex challenges. California, USA: Berret-Koehler Publishers, Inc.

2 Westley, F., Laban, S. (2015). Social Innovation Lab Guide. Waterloo Institute for Social Innovation and Resilience. Retrieved from: https://uwaterloo.ca/waterloo-institute-for-social-innovation-and-resilience/sites/ca.waterloo-institute-for-social-innovation-and-resilience/files/uploads/files/10_silabguide_final.pdf 

Publicado originalmente en: Sigeneration.ca

Proporcioando por: LED Lab

Traducido por: Eder Delgado

 

Comparte:

Hacer Comentario