Comparte

Por Héctor Espinosa – 17 de abril de 2014

Los mexicanos somos expertos en criticar lo que hacen o dejan de hacer los demás. No digo que sea malo, en ocasiones es un buen ejercicio para detectar fortalezas y áreas de oportunidad que, si no fuera por esas críticas, las pasaríamos por alto.

Sin embargo, en reiteradas ocasiones veo en redes sociales, en radio y la televisión que las críticas se quedan solamente en eso, en críticas. Cuántas veces no hemos visto a nuestro amigo en Facebook, hablar de lo mal que está el gobierno de EPN, de que Margarita Arellanes no hace nada para solucionar el problema de los baches en Monterrey, de la policía corrupta, de la corrupción, y de muchísimos otros temas negativos que aquejan a la sociedad.

El problema, a veces, de la sociedad mexicana, es nuestra doble moral. Por ejemplo, nos quejamos del agua que se desperdicia haciendo el Ice Bucket Challenge, pero llevamos nuestro carro al car wash, nos quejamos de los policías corruptos pero evitamos la antialcohólica con una mordida, nos indigna que EPN no sepa hablar inglés pero nos copiamos para pasar el examen del TOEFL, nos quejamos cuando un amigo nuestro no nos quiere hacer un favor pero cuando nos toca a nosotros sacamos cualquier excusa.

Debemos hablar con la verdad, dejar el orgullo a un lado y hablar con la verdad. Esto nos pasa a todos, a veces no nos damos cuenta, pero como dijo Ghandi, necesitamos ser el cambio que queremos ver en el mundo. Lo que México necesita, no son críticas, sino soluciones. Se necesitan más personas activas que pasivas. Que además de criticar, propongan planes, soluciones, proyectos, ideas, nuevos conceptos y mejoras. Mexicanos honestos, transparentes, prudentes y responsables.

Conozco un grupo de jóvenes mexicanos que está comprometido con su sociedad, y que está consciente que su responsabilidad como ciudadanos está en poner sus talentos y conocimientos al servicio de los demás. Jóvenes que además de criticar lo que está mal, levantan la mano y se ponen a trabajar, proponen y buscan soluciones al problema de la educación en México.

arumex 1

Estos jóvenes apoyan voluntariamente en la asociación ARUMEX A.C, la cual tuve el honor de fundar junto con mi compañero y amigo Eric Ramirez. Estoy orgulloso de ver tantos jóvenes mexicanos comprometidos, animados y ansiosos de apoyar a los que más lo necesitan, jóvenes que están consientes que el cambio que quieren ver en México empieza por ellos mismos.

Si quieres formar parte de este grupo de jóvenes, te invito a mandar un inbox en la página de Facebook a Arumex Oficial, te invitamos a que conozcas más sobre nosotros y así poder apoyar a la educación en México, y convertirnos en personas activas y no críticas.

Tengo la esperanza en que jóvenes como éstos van a hacer de México, un mejor país.

 

Comparte:

Hacer Comentario