Comparte

Por Emmanuel Casanova – 27 de mayo 2015

¿Cuántas presentaciones has dado? Seguramente has tenido que hacerlas para tu escuela, un proyecto, pedir un patrocinio, convencer a alguien de una idea o simplemente para sorprender a tu novia en san valentín.

Cuando lo haces, te expones ante otras personas y esto te puede poner nervioso(a). No lo niegues, es de los mejores sentimientos sentirse nervioso(a) y luego superarlos como México lo hizo ante Croacia en el Mundial del año pasado.

Terry Gault escribe 3 consejos para el blog de la famosa plataforma de edición y creación de presentaciones, Prezi. Estos consejos responden a la pregunta del título y espero te orienten para poder hacer de tus manos una herramienta para dar una presentación que sorprenda al público.

1.- Entre más grande, mejor.

Gestos grandes, movimientos dinámicos y energéticos. De acuerdo a Terry, tienes que desarrollar todo un vocabulario de gestos. Sé creativo y grábate haciendo gestos con las manos, te vas a divertir.

¿Cuándo usar estos gestos grandes? Si estás contando punto por punto, por ejemplo: “el primer argumento es…” o “en segunda instancia…”, no olvides de señalarlos con tus manos.

2.- Abre tus manos.

Si quieres protegerte, cerrar tus manos como si estuvieras rezando es la mejor opción. Sin embargo, si quieres mostrar poder, confianza en ti mismo (a) y seguridad, abre tus manos y deja que el público sienta la fuerza de éstas.

Sólo recuerda #changer, ¿cuántas cosas no has levantado con tus manos? Son tan fuertes, aprovecha la oportunidad para mostrar esa fuerza a la audiencia.

3.- El arte de estar quieto.

No estarás haciendo gestos con las manos todo el tiempo, también necesitas un descanso para que no se te acalambren los brazos. Practica el estar quieto(a). Pon tus manos a un costado y relájate.

#Changer, deja que tus manos hablen por ti.
¡Éxito en tus presentaciones!

Comparte:

Hacer Comentario