Comparte

Por Emmanuel Casanova – 14 de mayo 2015

En México, ¿cómo crees que se viva la corrupción? Primero, hay que voltear a ver a la Real Academia Española (RAE) y conocer cómo se define literalmente esta palabra.

En el ámbito de las organizaciones, y enfocándonos en las públicas la RAE explica la corrupción como la “práctica consistente en la utilización de las funciones y medios de aquellas en provecho, económico o de otra índole, de sus gestores”.

Jan Hanousek y Anna Kochanova, escribieron un artículo para el World Economic Forum (WEF) acerca de cómo el crecimiento económico de un país es afectado por la corrupción.

Primero que nada, destacan que esta acción negativa ha sido un gran problema para el desarrollo de un país, la provisión de servicios públicos y el cumplimiento de la ley.

Ahora bien, muestran también que hay ciertos escritos académicos que argumentan que la corrupción sólo afecta el desempeño económico de un país. ¿Por qué? Por el incremento en los costos de transacción, inversiones sin retorno y una mala distribución de los factores de producción.

#Changer, deténte aquí. Escribe en una hoja de papel corrupción, puedes hacer este ejercicio mental también, y piensa todo lo que podría ser afectado por ella.

¿Listo(a)? Continuemos revisando lo que Hanousek y Kochanova escribieron.

Hay un hallazgo interesante, ellos explican que dependiendo el país y sus instituciones, la reducción de la corrupción puede incrementar o disminuir la inversión pública. Es decir, en ciertos países a menor corrupción, menor gasto público.

¿Crees que lo anterior sería el caso de México? No se te olvide para contestar esta pregunta, pensar en el otro escenario, a menor corrupción, mayor gasto público.

Sin embargo, hay que dejar en claro que algunos estudios, muestran Hanousek y Kochanova, han determinado que una mejora en las prácticas anticorrupción en un país están asociadas, la mayoría de las veces, con un mejor desempeño fiscal.

¿Mejor desempeño fiscal? Es decir, el déficit presupuestal tiende a ser menor (esto debido a que, el gasto público puede ser menor o sus recaudaciones fiscales mayores) y la deuda pública se reduce.

Ahora veamos las más recientes investigaciones de Hanousek y Kochanova. Analizaron si la corrupción (medida en términos de pagos extraoficiales a funcionarios públicos) tiene un impacto significativo en el crecimiento de las ventas y productividad de la mano de obra en las empresas de Europa Central y Europa del Este. ¿Quieres conocer sus resultados?

Hanousek y Kochanova explican, “identificar esta relación no fue fácil, ya que los sobornos y el desempeño de una empresa puede influir en diversos factores”. Tienen razón, un soborno puede ser benéfico para el rendimiento de una empresa porque puede permitirle implementar prácticas ilegales que incrementen su productividad, por ejemplo.

También, antes de seguir con su estudio, hay que tener en claro que la información sobre corrupción no siempre es clara. ¿Qué es lo más destacable de sus hallazgos?

Hay ciertas empresas en las cuales la corrupción beneficia la productividad del capital humano y las ventas. Sin embargo, si se agrupan a las empresas en clusters, en promedio la corrupción causa un efecto recesivo en el crecimiento de éstas.

¿Por qué si para la industria la corrupción es perjudicial, se sigue presentando? Porque existe la posibilidad de recibir más y más beneficios, y esta es una tentación en el mundo de los negocios.

Ahora bien, respecto a qué podrían hacer los funcionarios públicos, Hanousek y Kochanova sugieren que incrementen la transparencia entre las empresas y ellos. Desde balances financieros hasta ambiente laboral.

Sin embargo #changer, queda una pregunta para ti. ¿Cómo se puede incrementar la transparencia entre empresas y gobierno? No olvides de compartirme tus pensamientos, espero leerte pronto.

Comparte:

Hacer Comentario