Comparte

Por Nexso – 27 de abril 2016

Más de la mitad del mundo vive en asentamientos informales. Frente a ese problema, se han presentado históricamente, dos respuestas: el desplazamiento, que implica el traslado de los habitantes hacia viviendas apartadas de sus comunidades originarias, o bien, la habilitación a través de mejoras y trabajo de los propios vecinos por una mayor planificación.

Sin embargo, la solución más efectiva, se encuentra en ir más allá, y entender cuáles son las dinámicas, las causas más profundas de estos inmensos asentamientos. En esa premisa está apoyada la iniciativa de Trazando Espacios.

Cuando la gente vive con menos recursos y menos servicios, y pobres infraestructuras, depende más de sus vecinos y de la comunidad en general. Así se establecen relaciones vitales para sobrevivir. Trazando Espacios ofrece un empoderamiento, que convierte a la comunidad en sus propios arquitectos a través del diseño participativo.

Dibujos, maquetas hechas con Legos o materiales reciclados, herramientas visuales y mapas hechos con recorridos en sitio, son parte de los instrumentos que la mística de esta iniciativa incluye: todo se basa en aprender haciendo.

“No se trata sólo de aprender una técnica sino de cambiar la visión de la comunidad. Muchas veces los planificadores urbanos visitan una zona y no preguntan a las personas su opinión. Nosotros llevamos formación a esos lugares, la meta es que las mismas personas construyan su espacio común” explica Ana Cristina Vargas, Directora de Trazando Espacios.


Los talleres están orientados a jóvenes entre 10 y 15 años, empezando con recorridos de observación e identificación. Recorren juntos el vecindario y usando un “marco de cartón” hacen una foto imaginaria, decidiendo cuáles son los espacios que quieren mejorar. Tras esa elección, viene la fotografía, la traza del mapa, la realización de la maqueta, la construcción y la inauguración.

Los participantes aprenden desde el uso correcto de escalas de proyección hasta la manipulación de una sierra, con carpintería básica. El taller Trazando Espacios Públicos, dura tres meses y se realiza dos veces a la semana. Hasta el momento han realizado 5 obras, que van desde espacios para jardineras, un mural de cerámica, una plaza de “metras” hasta un piso de damas chinas.

Tras un recorrido exitoso por Mumbai, Boston, Valparaíso y La Victoria, esta metodología (que empezó siendo una tesis de Vargas) busca su expansión, por lo que en los planes futuros está publicar un manual de procesos para poder certificarlo y replicarlo por el mundo. Trazando Espacios tiene 200 beneficiarios directos y más de 1000 indirectos hasta la fecha.

Continúa su crecimiento, recibiendo apoyo de voluntarios, así como aportes de materiales y herramientas. Como uno de los equipo finalistas del Programa Impact Hub Fellowship “Mejorando Vidas en las Ciudades de Venezuela”, recibieron 3 meses de acompañamiento y asesoría por parte del Impact Hub Caracas, junto con Bs 50.000 para el desarrollo de su modelo.

Ahora, por haber sido seleccionados como los ganadores permanecerán seis meses más en el Impact Hub Caracas y recibirán Bs.100.000 como capital semilla para su emprendimiento. Puedes conocer datos y características de esta solución aquí.

Publicado originalmente el 21 de abril 2016 en NEXSO: https://www.nexso.org/Blog/ArtMID/454/ArticleID/62/Trazando-espacios-construyendo-ciudadania-con-disenios-participativos

Twitter: @nexso_org

Comparte:

Hacer Comentario